Viva Dios Uno Y Trino en Nuestros Corazones Y en Los Corazones De Todos Los Hombres

ACTIVIDADES






 44ª Semana Nacional
De la Vida Consagrada 
Hna. Julia Cristina

Hna. Julia Cristina

Tuvo lugar en Madrid, en la semana de Pascuael día 9 al 14 de Abril de 2015. Fue para mi un momento privilegiado, de lo cual estoy muy contenta y agradecida. La participación fue extraordinaria, cerca de 900 asistentes con presencia de bastantes religiosas/os jóvenes.
El lema era: “Memoria, presencia, futuro. La Vida Religiosa en el Pueblo de Dios”

La semana comenzó con el mensaje que el Papa Francisco envió, donde nos invitaba a “renovar la dimensión eclesial y profética” de la Vida Consagrada.
En la inauguración estuvo presente el arzobispo de Madrid, D. Carlos Osoro, quien invitó a que volvamos a la fuentes, al Evangelio y para ello es necesario de “un trasplante de ojos, para salir a ver la vida a través de los de Jesucristo; pero también un trasplante de corazón, para ver que la moneda que mueve el mundo no es la de los bancos, sino la del corazón”.

D. Vicente Jiménez, presidente de la Comisión Episcopal para la V.C., agradeció que la V.C. “sea un signo de gratuidad y amor”.
D. Ricardo Blázquez, Presidente de la C. Episcopal Española, expresó el reconocimiento de la jerarquía a los consagrados y dijo en la ponencia de clausura: ”La Vida Religiosa es una forma original y preciosa de seguir a Jesús, de ser Iglesia”. También nos invitó a ser “Evangelio encarnado”.

La Semana de Vida Consagrada contó con ponencias muy buenas, seguidas de un espacio para las preguntas y el debate, además de una mesa redonda con religiosos jóvenes. Ese día se terminó con “Tarde de música y oración” a cargo de Maite López y del grupo NAHUN, (Hermanas de la Consolación).  Maite interpretó algunas canciones con letra de Santa Teresa, compuestas por ella, con motivo del Año Teresiano.       

Como indica el Lema las ponencias se desarrollaron en tres momentos:
  •   Memoria agradecida: mirando con agradecimiento al pasado
  •   Porvenir soñado: mirando al futuro con esperanza
  •   Presente apasionado: viviendo el presente con pasión
Quisiera señalar algunas frases del Cardenal Oscar Rodríguez Madariaga: “No debemos tener ningún complejo de inferioridad al presentar la Vida Consagrada tal como es. Hemos de ser testigos de manera que no nos roben el concepto de servicio que propuso Jesús”… “Que no pase nadie a nuestro lado sin que se beneficie de una mirada o una caricia”.
                           

Termino este pequeño relato con las siguientes palabras del P. Carlos Martínez Oliveiras, CMF, director del Instituto Teológico de Vida Religiosa sobre la esperanza:
“La esperanza brota de la alegría en los rostros esculpidos a golpe de Evangelio y la ilusión de las nuevas generaciones que se saben llamadas a continuar con la antorcha de esta vida eclesial y hacer de ella luz, fuerza y sabiduría para el siglo XXI”.



   




“¡Despierten al mundo!” es la misión de la Vida Religiosa hoy.

Hna. Vanina 





      El sábado 13 de diciembre 2014 los/as. Religiosos/as presentes en  la Iglesia particular de Astroga nos hemos reunidos a reflexionar nuestros ser; el delegado de los religiosos Manuel Blanco, guió el encuentro y nos invitaba  a ser más dinámicos y creativos para darnos a conocer y salir a las periferias.
     En la carta “Alegraos”, se nos recuerda lo que dice el Papa Francisco: que la profecía de la Vida Religiosa consiste en despertar al mundo. Es así como se concretiza nuestro seguimiento radical de Jesús. Sólo despertaremos al mundo en la medida en que demos testimonio de comunión, de compartir nuestro carisma y misión. Y los demás  vean una Vida Religiosa con “Luz en la mirada, Palabra en los labios y Fuego en el corazón”. En nuestros corazones hemos llegados a nuestras comunidades con este mensaje

   Nuestra Buena Madre María nos acompaña. Y  Ella, nos enseñe, con su Magníficat, a “mirar el pasado con gratitud, el futuro con esperanza y el presente con pasión”. 



Un Regalo: Nuestro14º Capítulo General S.Sp.S 2014
 Hna. Ana Victoria, S.Sp.S  



El P. Heinz Külike Superior General  de la SVD

A título de narración de historias, esta fue la forma que nuestra D. General, en el proceso de preparación  y celebración del 14º Capítulo General y la celebración de los 125 años de existencia de nuestra Congregación, el P. Heinz nos contó varias historias de su vida personal y misionera.

En general la narración de historias forma comunidad. Une y amplía una comunidad. Una comunidad vuelve a la vida cuando se cuentan historias. Las historias permiten el contacto con el misterio de la amistad.” El misterio de la amistad mantiene viva a la vida religiosa”. Lo que tenemos en común es importante para cualquier comunidad. Los amigos comunes, aquellos que están al margen de la sociedad, pueden ayudarnos a formar comunidad.


Lo que más me tocó, fue el modo sencillo y libre con que el P. Heinz, habló de su historia personal y congregacional. Historias llenas de vida y muy en consonancia con el tema de nuestro Capítulo.

  •   “El líder, elegido por el pueblo, es llevado a un lugar sagrado, señalado y preparado especialmente para la ocasión por el mismo pueblo. Dicho lugar no está separado de la gente sino que está en medio de ellos. Al entrar en el lugar sagrado, en señal de respeto, el líder se quita los zapatos. En un momento solemne de silencio, comienza el proceso de escucha intensiva. La comunidad ha elegido a alguien de entre ellos mismos, no porque él sea  mejor el  que los demás, si no porque creen que el encuentro con lo sagrado, puede prepararlo, para que él sea el líder de la comunidad”. En una espera paciente, la comunidad observa lo que sucede cuando la persona elegida se pone en contacto con lo sagrado. Después que la persona ha sido aceptada en el ámbito sagrado, la gente ora por su líder. Sólo cuando esto sucede es que él puede bendecir y guiar a la comunidad. El mensaje es simple: el líder necesita ambos aspectos: el encuentro con lo sagrado y con la gente. Lo que equivale a no hacer nada sin antes haber entrado en contacto con lo sagrado y haber escuchado a la gente.(Celebración día de su elección como General, del rito Maya de Bolivia)  
  • Historia del Buen Samaritano. (Lc. 10,25-37) ¿En qué momento nos detuvimos? ¿Cuándo hemos sido buen samaritano?  Comunidades abriendo sus casas a mujeres maltratadas, a niños en riesgo, a inmigrantes, refugiados y sin papeles, defendiendo la vida arriesgando la propia.
  •   La imagen del Señor: “Su misión- nuestra misión”. ¿Qué quiere Él que hagamos? Mi prójimo no es solo mi pariente y amigo sino también aquel que necesita ayuda. No pasar de largo cuando alguien necesita mi ayuda. Pasar de largo cuando hay alguien que necesita ayuda es un verdadero “pecado”. ¿En qué momento pasé, pasamos de largo? Se trata de anunciar la Buena Nueva de un modo práctico. El mundo sería un lugar más pobre sin la presencia de las congregaciones fundadas por S. Arnoldo Janssen. Uno de los aprendizajes de este Capítulo, podría ser: renovar el compromiso de no pasar de largo en aquellos lugares y momentos en que nos debemos detener y ayudar. De este modo la misión de Jesús se convierte  nuevamente en nuestra misión.  
  •   Dios quiere que estemos cerca de la gente - no pasar de largo. Si nosotros no paramos para ayudar a los que están en necesidad, ¿qué le va a pasar a esta gente? La gente imita lo bueno que hacen los misioneros. Nuestro futuro como misioneros y misioneras que imitan al Señor no va a depender mucho de lo que digamos sino de lo que hagamos. “Vete y haz tu lo mismo”  
  •  Jesús fue impulsado por el E. Santo. Lc. 4:16-21. El Espíritu determina totalmente las acciones de Jesús.  
  •  ¿Quién es Jesús para mí?
  •  Experiencia del perdón. Perdonar a los/as hermanos/as y a los laicos que nos dificultan la misión. Los pobres no son santos, tenemos conciencia de ello. Tener paciencia y trabajar juntos.  
  •  Preguntas de Juan Pablo II al Cardenal Evaristo Arns en una visita Ad Limina:
  •  ¿Cuidan ustedes de los pobres?.¿Cuidan ustedes de los jóvenes?
  •  Fue la fe la que me llevó a la cárcel. Fue la fe la que me hizo vivir.
  • Imagen que tenemos de Dios: Pasado: nuestra Espiritualidad y carisma, siempre nos han mostrado un Dios comunitario, donde el diálogo es algo indispensable. Un Dios que se preocupa con el ser humano y cuida de él, un Dios familiar, amigo, que habita en nosotros y en las personas. Dios bondadoso, y misericordioso. Un Dios que llena nuestro corazón. Un Dios bueno. Presente: Un Dios que quiere que todos tengan vida en abundancia. Un Dios que quiere que nos amemos, respetemos. Un Dios de relaciones interpersonales y con la creación.Futuro: Un Dios Trinidad, acogiendo, curando, perdonando, amando y promoviendo la vida en todas las personas.  

Algo de lo mucho que nos habló el P.Heinz.
  • Nuestro Foco: “la misión de Jesús, nuestra misión”.
  • “Buenos misioneros son la levadura de Dios entre los hombres”.
  •  “Ser misioneros es compartir la fe con la gente y que la gente comparta su fe con nosotros”
  •  “Estamos juntos en camino”.
  •    “Soy uno entre los demás y pecador”.
  •  “Usar el lenguaje que la gente entienda”.
  •  “Nosotros religiosos, necesitamos de los pobres para nuestra conversión”
  • Expe. en  Filipinas
                  
    “No hay ningún límite de edad para cambiar"
      • “Si te preocupas por ellos, ellos se preocupan contigo”.
      •  “El compartir la fe con la gente es una parte esencial de supervivencia”. 
      •  “Si amas a la gente, ellos también te amarán”.
      •  “Tocar la vida de ellos y permitir que ellos toquen la tuya” 

      •  

      •  “En comunidad, tener algo importante de que hablar, juntos rezamos, buscamos, compartimos. Dios encontró su lugar entre los pobres. Nosotros también podemos encontrar nuestro lugar entre ellos”.
      • “Espiritualidad es una pregunta. ¿Qué es lo que Dios quiere de nosotros? ¿Qué quiere que hagamos? Todo en la vida depende de Dos. Colocar el Evangelio en el centro. Jesús en el centro de la vida, de la familia religiosa, de la Iglesia, del mundo. El encuentro con los pobres en sus luchas diarias puede enseñarnos a volver a lo esencial. Una nueva imagen de Dios evoluciona. Una imagen que cambia nuestra forma de creer, orar, amar, esperar, confiar profesar nuestra fe y el modo de llevar a cabo nuestra misión. Lo que hacemos es para la misión.
      •  “El líder tiene que estar y vivir entre la gente, tiene que estar cerca de la gente
      •  “El líder tiene que sentir el dolor de la gente”
      •  “Es necesaria la creatividad. Abandonar principios y reglas que ya no funcionan”.
      •  “Un liderazgo bueno y comprometido es uno de los mayores retos en la vida religiosa hoy”
      • Liderazgo libre y comprometido. Pasar de la obediencia a la responsabilidad.”
      •  “La gente puede ser feliz con muy poco”.
      •  “Podemos hacer mucho con menos”
      •  “Si todo el mundo compartiera, habría suficiente para todos”.
      •   “La solidaridad es una palabra clave.”
      •  “Preocuparnos de la vida, la visión, la misión, la comunidad, el medioambiente”
      •  “Los pobres podrían desempeñar un papel esencial en nuestra formación inicial y permanente. Ellos podrían responder a las preguntas para las que van a hacer los votos. ¿Tienen la capacidad de salir al encuentro  de otros y otras?¿Son capaces de contribuir creativamente a la transformación del mundo?. ¿Tienen capacidad de trabajar en equipo y la capacidad de animar a otros?. ¿Tienen el don para vivir una vida centrada en Dios basada en las Sagradas Escrituras y para vivir y compartir su fe con las personas que sirven? 
      •  “El trabajo con los pobres, nunca es un escape, es una fuente de energía espiritual"
      •  “Es un camino que tenemos que hacer juntos: SVD,SSpS, Laicos y otras Congregaciones”.
      •  ¿”Quién hará las cosas si nosotros no las hacemos”?

    “PERMITIR QUE EL ESPÍRITU DE DIOS NOS GUÍE. HACIENDO QUE SU PROYECTO SEA NUESTRO PROYECTO (Lc. 4) SER ENVIADOS Y ENVIADAS UNA VEZ MÁS EN SU NOMBRE”








RETIRO DE CUARESMA
Misioneras Apostólicas de la Caridad 
 Hmn. Gladis, S.Sp.S












Fecha: 15 de marzo (La Bañeza)
Ponente: Hna. Prado, Religiosa Agustina
Texto: Lc 15,1-31: El hijo pródigo

Introducción: La parábola no se entiende sin el preámbulo.
Habla de dos grupos: los publicanos y pecadores, son los malos y los escribas y fariseos que son los buenos, los cumplidores de la Ley.
La parábola es una bala dirigida a un pueblo que no se entiende y a hermanos que no se ven como tal.

Varios títulos para esta parábola:
-Parábola d ella misericordia, de la alegría de Dios.
-Parábola del fracaso de la paternidad: de la mejor paternidad, de Dios padre con sus hijos elegidos.
Es una parábola de pasión, de la pasión del Hijo que ve que los hijos no aman al Padre.
Es muy real, es lo que está pasando hoy, el fracaso de la paternidad, hoy se habla mucho de tutela, de tutores, no de padres.
-La parábola de los dos huérfanos: los hijos no se han enterado que tienen un padre.
-La parábola de dos siervos: ellos están convencidos que son siervos “te he servido todos los días de mi vida”.
-La parábola de un Padre bueno.

LA PARÁBOLA DEL FRACASO DEL PADRE:

El Padre se despoja de lo que tiene para darles a sus hijos, es un Padre responsable que siempre espera que el hijo vuelva. El padre da libertad, los quiere, les deja hacer. Cuando se marcha el hijo pequeño, (que gasta el dinero con malas mujeres, se queda sin trabajo), un hijo que estaba con su padre, cae al abismo de la indigencia e indignidad.

Al hijo se le enciende el chip de la vuelta “me levantaré e iré a mi padre…” el hijo sigue siendo un siervo, sigue pensando que el padre es un dictador, pero tiene hambre y vuelve, vuelve por eso, no por el amor y el arrepentimiento.

¿Qué es lo mejor que podemos extraer del hijo pródigo? En el peor de los abismos no ha olvidado la referencia primera, tiene un lugar donde acudir, una casa del que no se olvida.

Lo más doloroso del mundo de hoy es que el hombre no puede volver, porque no ha conocido la casa del Padre. En educación sembramos pensando que damos a conocer algo, al que se pueda volver, una referencia.

Quien tiene un amor de referencia, tiene un suelo firme y camina por la vida seguro; quién no ha tenido esa referencia camina por arenas movedizas. Como no tengamos un amor de referencia andamos caminando a traspiés.

La parábola nos dice que tenemos un Padre que nos ha amado desde siempre.
El Padre restituye al hijo la dignidad perdida. Con el abrazo le brinda el calor de la acogida; con el anillo le devuelve a la familia; con la túnica le devuelve su dignidad.
Le baña con el bautismo nuevo de las lágrimas. Restituye al hijo que se sentía esclavo, aun siendo hijo. ¡Lo que puede hacer no tener a tiempo un amor!

El cristianismo se conjuga en pasiva, la fe empieza reconociéndonos amados, soy amada por eso amo. La fe empieza por dejarnos amar. Hemos puesto mucho empeño en amar y no en dejarnos amar. La vida religiosa no es sólo dar y hacer.

Hasta que el hijo comprende que tiene un amor incondicional en el Padre, no se reconoce como hijo. Ser siervos significa que no nos pertenece todo lo que hacemos. El hijo mayor también es un siervo, que estando cerca está lejos.

Nunca han hecho nada mal, pero no han amado, no se han sentido amado.
¿De qué sirve a una Hermana de comunidad si no se siente amada, querida, sino sola, huérfana?

La parábola acaba “todo lo mío es tuyo”, Jesús termina aquí porque se dirige a fariseos y publicanos. Da la impresión que Jesús echa en falta un tercer hijo. Nos da pistas…
-Un tercer hijo pediría a su Padre “déjame ir a buscar a mi hermano”. Lo busca, lo encuentra en la miseria, se hunde en el fango como su hermano, lo coge (lo levanta), y lo lleva al Padre.

Todas podemos decir que en nuestra vida hay un tercer hijo que cargó conmigo, que hasta que no me encontró no volvió y se presenta al Padre conmigo hecho un Cristo.
El tercer hijo no puede ir por el perdido sin pasar por el camino del pecado, sin pasar por dificultades. Cuando llegan al Padre, empieza la fiesta.

Hasta que no experimentemos al tercer hijo que busca al perdido, nuestras fiestas no serán tal, porque falta el gesto de perdón, de reconciliación.
Nos preguntamos: ¿Me siento amada, buscada y querida por las Hermanas?, ¿busco a mi Hermana si la echo en falta?

En el cristianismo nos hemos identificado con el hijo menor o el mayor, pero nunca con el tercer hijo. Debemos crear un ambiente de alegría fraterna, de la casa del Padre para que el otro vuelva.

Preguntas para la reflexión:
-¿Me siento hija, sierva o huérfana?, ¿cómo me siento?

-¿Sé que tengo un Padre que me llama todas las tardes (sacado de su testimonio), que está ahí y me ama intensamente?

-¿Nos han sacado de las Zarzas?, ¿tenemos Hermanas que nos buscan, que nos salvan?
Hacemos memoria de la paternidad, la filiación y la fraternidad: las tres grandes relaciones de nuestra vida.

-¿Vino Él, me rescató?, ¿me salvó? ¿He sentido que vino a mí en los momentos peores de mi vida?

-Pensemos en el rescate. La alegría brota de una experiencia de Dios. ¿Mi alegría tiene fundamento?, ¿tengo un Dios Padre que me ama?, ¿tengo un hermano que me rescató, que entregó su vida por mí?


Religiosas Agustinas
Comunidad de Hermanas de la Conversión,
Sotillo de Adrada, Ávila