Viva Dios Uno Y Trino en Nuestros Corazones Y en Los Corazones De Todos Los Hombres

PEREGRINACIÓN NACIONAL A FÁTIMA EN EL CENTENARIO DE LAS APARICIONES

"Mi Inmaculado Corazón será tu refugio y el camino que
 te conducirá hasta Dio". 












Durante los últimos días de febrero, en el año 2017 cuando se cumplen los 100 años de las apariciones de Nuestra Señora de Fátima, pude peregrinar con un grupo de jóvenes de Valladolid  a Fátima. 
Jovenes para Reino de Cristo (JCR), Adultos (ARC) y Familiares (FRC) llevan 26 años organizando esta peregrinación a este Santuario.En este  año el grupo estaba formado por cerca de 750 jóvenes, un centenar de adultos y 450 familias . Es un año muy especial y mucha gente llega a Fátima para rendir de nuevo su vida a Dios y a los pies de la Virgen pedir que interceda ante Cristo para fortalecer nuestra fe. En la compañía de los jóvenes españoles pude experimentar la riqueza de la Iglesia Universal durante las misas, conferencias, el rosario, el vía crucis y preciosas procesiones. Muchas personas se confesaron. Los grupos de jóvenes comprendían unas 15 personas para poder compartir la experiencia de la fe en grupos pequeños. Eso también nos ayudó a organizar el alojamiento y las comidas. Por las tardes celebramos juntos la misa que cada día fue concelebrada por unos 60 sacerdotes, rezamos el rosario y participamos en la procesión.
Para mi fue muy importante la oración en la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Fátima donde están sepultados los Pastorcitos Beatos Francisco y Jacinta Marto y la Vidente Hermana Lucía de Jesús y del Corazón Inmaculado.  
Durante  el último fin de semana antes de la Cuaresma, un grupo deReligiosos de Portugal celebraron un encuentro en Fátima en el que pude conocer a nuestras hermanas de Indonesia que trabajan en Lisboa donde tenemos dos comunidades. La comida que compartimos con nuestras hermanas en  la Casa Verbo Divino fue una agradable sorpresa para mí.
La peregrinación a Fátima fue un precioso regalo que he recibido en este año de Jubileo. Durante mi oración a  Nuestra Señora del Rosario he pedido por todas las hermanas de nuestra Congregación en la Región y por todas las personas que me lo pidieron.



Hna. Eliza Szyprowska SSpS